Barcelona es, según un reciente estudio, la única ciudad de España en la lista de las ciudades con mayor grado de desarrollo tecnológico. Para la elaboración de esta clasificación, se tuvieron en cuenta diversos factores como: el número de patentes industriales y científicas registradas, el número de empresas emergentes creadas, el comportamiento de los fondos de inversión centrados en tecnología y el uso de teléfonos móviles. Barcelona se cuela en una lista copada por ciudades asiáticas y estadounidenses, apoyada en su alto número de diseñadores industriales y en el importante número de smartphones de la población, además de una nutrida red de sistemas que miden la polución, los ruidos del tráfico y hasta la cantidad de bicicletas que pasan por una avenida, cabe destacar que la opción de la movilidad en bicicleta se está imponiendo y fomentado por el impulso de empresas y Centros de Negocios.

Un marco incomparable para el negocio digital

El grado de desarrollo tecnológico de la ciudad se apoya también en un eficiente transporte público. Su interconectividad, las aplicaciones de TMB y AMB que informan del tiempo de espera, un importante parque de autobuses y ferrocarriles equipados con puertos USB y enchufes para conectar los móviles. Además, la ciudad tiene una presencia de más de 800 puntos de conexión WIFI gratuitos, incluidos también en los buses urbanos incorporados desde el 2016, las aplicaciones para un correcto uso del aparcamiento en parkings municipales y la gestión de residuos inteligente para que los recolectores sepan cuándo recoger los contenedores llenos.

La ciudad condal cuenta con el segundo parque ferial de comercio más grande de Europa y una de las zonas logísticas de mayores dimensiones del continente. Además de albergar el Mobile World, el evento tecnológico más importante del mundo la creación de empresas de tecnología y de servicios audiovisuales, de programación y diseño que se han multiplicado en barrios como el 22@ y Poblenou.

Cuando la sostenibilidad no es opcional

La importancia de ser una ciudad puntera en este campo, además de una excelente tarjeta de presentación, tiene una importancia capital desde el punto de vista de la sostenibilidad. Se estima que hasta el año 2050, el éxodo de los pueblos y las áreas rurales aumentará de forma exponencial. Según la World Health Organization dos tercios de la población mundial residirá en ciudades, lo que supone un movimiento de 2.500 millones de personas que se instalarán en las grandes urbes. Una menor contaminación, una red de transporte eficiente y un mayor grado de desarrollo tecnológico facilitaran la absorción de este éxodo… y Barcelona tiene mucho ganado ¿Te animas a comprobarlo?

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter

Cada mes te enviaremos las publicaciones de nuestro blog, las novedades en nuestros servicios además de interesantes ofertas.

¡Tu mensaje se ha enviado correctamente!