Si tu respuesta a esta pregunta es “mi madre dice que valgo un potosí”, enhorabuena, pero no es por ahí por donde vamos. El coste mínimo de vida es una aproximación (teórica, desde luego) que representa el valor de lo que consumimos (bienes y servicios) en un determinado tiempo. De esta manera, podemos estimar que el coste mínimo de vida es: 787 €/mes o 16.383 €/año. Puede que pienses que esto es un concepto hippy o new age, más relacionado con un blog de yoga o vegano que con uno de negocios. Desde BBS Diagonal, sentimos decirte que no puedes estar más equivocad@.

Importancia del coste mínimo de vida

 Conocer cuánto necesitas para vivir es imprescindible para conseguir la libertad financiera. A menudo nos concentramos en intentar ganar más dinero para comprar cosas más o menos necesarias, un coste de vida controlado es igual de efectivo, y está en nuestra mano.

Si eres de l@s que se agobia con las tablas de Excel y aplicaciones como Fintonic, no te estreses, no se trata de contemplar cada céntimo, si no más bien de tener una idea del cuadro general, para saber qué necesitas realmente.

Coste-Mínimo-Vida-BBS-Centro-Negocios-Barcelona-Diagonal-Cálculo

¿Por dónde empiezo?

La mejor manera de ponerte manos a la obra es dividir tus gastos en tres categorías:

  • Fijos: Aquí entrarían todos aquellos que tienes desde el primer momento, independientemente de lo que decidas hacer o no hacer: hipoteca (o alquiler), alimentación, suministros (promedio de luz y agua)…
  • Variables: Controlarlos y recortarlos está en tu mano: cenar fuera, ir al cine, viajes de placer, ocio, ropa…
  • Imprevistos: En necesario tener un colchón para afrontarlos porque este tipo de gastos acostumbran a ser ineludibles: una multa, un ordenador o móvil que se estropea y hay que sustituir, una avería en el coche…

Una vez que controlas cuánto suman estos gastos, compáralos con tus ingresos y evalúa si los números salen, o si debes recortar gastos (o incrementar ingresos). Además, te encontrarás con un importante valor añadido.Si sabes el coste mínimo de vida, podrás hacer que el salario no sea quien decida tu puesto de trabajo. Conseguirás perseguir tus sueños e ir todos los días a puesto de trabajo que te realice y satisfaga más allá de la remuneración. ¿Te gusta cómo suena? Pues está en tu mano.

 

 

¡Comparte este artículo!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies