El consumo colaborativo ha llegado, ha deshecho las maletas, se ha puesto cómodo y no parece que tenga intención de moverse en mucho tiempo. Quizá así explicado no os diga mucho, pero si te digo que el consumo colaborativo es compartir coche, compartir casa, compartir despacho… te empieza a sonar más ¿A qué sí? 

Antes de compartir despacho

La jornada laboral en España es de 40 horas semanales, esto quiere decir que, al año, menos vacaciones, pasamos 80 días trabajando… Con quién compartes tu espacio de trabajo no es una decisión baladí. Si necesitas compartir despacho, estas recomendaciones te ayudarán a que la “convivencia” sea más ventajosa que conflictiva: 

  • Compañer@ espejo: Los opuestos se atraen… pero no trabajando. Si necesitas silencio y concentración que tu compañer@ escuche a Camarón a todo volumen no te vendrá bien. Busca a alguien con pautas de comportamiento similar. 
  • Mira el gremio: Las sinergias son una excelente oportunidad de negocio. Si eres abogad@, por ejemplo, busca un compañero que pueda traerte clientes… o solucionarte marrones. 
  • Respeta y cuida los espacios: No hagas lo que no quieres que te hagan. Cuida los espacios, se ordenad@, respeta reuniones o llamadas… la convivencia se deteriora por las cosas más insignificante. 
  • Con tiempo: Si vas a compartir espacio con un/a desconocid@, reflexiona y tómate unos días para elegir bien, puede ser un empujón para tu negocio… o un lastre. 

BBS-Diagonal-Barcelona-Consejos-Compartir-Despacho-Diagonal

Ventajas de la economía colaborativa 

Nuestras pautas de comportamiento y consumo han cambiado, posiblemente de forma definitiva. Amparado en el auge de las nuevas tecnologías, es prácticamente imposible pensar en un sector que escape de esta tendencia. Poner en contacto a alguien que ofrece con alguien que demanda sin que la mano invisible del mercado intervenga está a la orden del día. Viviendas, transporte, crowdfunding, bancos de tiempo, turismo, cooperativas de consumo…No es necesario alarmarse, de hecho, la mejor idea es subirse a esta ola y no nadar contracorriente. La economía colaborativa son todo ventajas: 

  • Ahorro: Resulta evidente que se obtienen unos precios más ventajosos que frente al tradicional. Compartir despacho, coche en un viaje o casa para unas vacaciones es mucho más económico que alquilar un espacio, coger un taxi o un hotel. 
  • Eficiencia: El consumo colaborativo reducen el tiempo que un bien de consumo está ocioso. Cuando no necesito algo, otra persona puede hacer uso de ese algo. 
  • Sostenible: Si varias personas comparten un espacio, un vehículo… frente al mismo consumo energético que se daría con un uso en solitario, se aumenta la eficiencia de los recursos. 

Compartir despacho es una tendencia al alza. Visita nuestra web y mira nuestras opciones. Tenemos lo que necesitas. 

 

 

 

¡Comparte este artículo!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies