Lo has visto cientos de veces: un emprendedor de éxito, una audiencia llena y un elemento común que sorprende (cada vez menos) en su discurso. Frases como “arruinarme fue la mejor lección para llegar al éxito” o no hay mejor máster que perderlo todo tienen un enorme peso en la presentación.

¿Cómo afectaba a l@s emprendedores españoles? Más de un@ pensaba “aquí, de esa quiebra, no te recuperabas”. La legislación en España se percibía como implacable con el pequeño comercio si fracasaba. La Ley de segunda oportunidad, viene a lanzar un balón de oxígeno cuando vienen mal dadas.

¿Qué es la Ley de segunda oportunidad?

Esta Ley ha sido concebida como un instrumento que busca aliviar la carga de empresas (o particulares, ya que las personas físicas también pueden acogerse a ella), cuando las deudas empiezan a acumularse hasta el punto de peligrar la viabilidad del negocio (o del hogar). estos están atravesando una mala situación económica y se encuentran abrumados por deudas que no pueden pagar. 

Esta ley se aprobó en 2015… un segundo, si se aprobó hace 4 años, ¿Por qué vuelve a estar en el candelero? Porque a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo de este año, su cobertura se amplía y pueden acogerse a ella aquell@s que hayan contraído deudas con la administración pública. Esto significa que cualquier deuda con la Seguridad Social o con hacienda será objeto de este procedimiento. A partir de ahora hasta el 70 % de esta deuda podrá ser exonerada, mientras que para el 30 % restante se podrá acordar un pago a plazos.

BBS-Diagonal-Barcelona-Ley-Segunda-Oportunidad-Diagonal

¿Cómo funciona la Ley de Segunda oportunidad?

Los profesionales destacan la facilidad en la aplicación de la ley. Sin embargo, no debe entenderse como una “tabula rasa” para enmendar la mala praxis realizada. Para acogerse a esta nueva oportunidad, hay que cumplir una serie de requisitos:

  • Que la deuda no supere los cinco millones de euros.
  • No tener condenas por delitos económicos.
  • Que el deudor no se haya acogido a esta ley en los últimos cinco años.
  • No haber solicitado concurso de acreedores.
  • Demostrar buena fe. Este es el requisito más subjetivo. Es necesario demostrar que el deudor ha tratado de renegociar las condiciones de la deuda y no haber rechazado oportunidades para obtener ingresos, por ejemplo, un empleo.

Con esta ley, España da un paso más en la generación de un ecosistema apropiado al emprendimiento. En BBS Diagonal, podemos ayudarte a sacar el máximo rendimiento a tu negocio ¿Te atreves?

 

 

 

¡Comparte este artículo!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies