Las reuniones de negocio pueden ser una manera rápida, eficaz y eficiente de mejorar relaciones y cerrar acuerdos, sin embargo, hacerlo con una mala planificación o un propósito que no esté lo suficientemente sopesado puede ser una pérdida de tiempo, dinero y energías. Para que la reunión sume en vez de restar, es necesario empezar a trabajar en ella mucho antes de tomar asiento, preparándola para que el devenir del encuentro no nos coja con la guardia baja. Desde BBS queremos ayudarte a que saques el máximo partido y te aconsejamos estructurar tus reuniones en tres partes:

  • Preparación. Si queremos un encuentro satisfactorio, debemos cuidar los prolegómenos y situar la reunión en un escenario agradable, cuidado, elegante y con el equipamiento necesario para que esta se lleve a cabo sin incidencias. Antes de la cita hay que tener en cuenta: Quien va a tomar parte en la reunión, cual es el propósito de esta, cómo podemos ayudarle… El entorno es fundamental a la hora de tener un encuentro provechoso, para ello BBS cuenta con una importante variedad de salas de reunión perfectamente equipadas en Avenida Diagonal 534.

“Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos” Donoso Cortés

  • Propuesta. Evidentemente tod@s buscamos que la otra parte nos dé una respuesta positiva a aquello que vayamos a plantearle. Qué propuesta vamos a hacerle y cómo podemos superar sus posibles objeciones son aspectos fundamentales que debemos tener en cuenta para sacar el máximo rendimiento. Por ejemplo, si una posible inversión inicial es un aspecto que podría echar abajo un eventual acuerdo, deberemos llevar argumentos preparados para vencer sus objeciones.
  • Argumentación. Esta sería la fase de exponer nuestros argumentos, la negociación pura y dura cuando se corta el bacalao. Aquí defenderemos nuestra postura, venceremos vetos y/o miedos de la otra parte, aclararemos dudas… en resumen, en este momento se decide si la reunión ha sido un éxito o un fracaso.

Reuniones grandes

Independientemente de cómo transcurra la reunión, esta puede tener tres finales:

  • Se alcanza un acuerdo.
  • El acuerdo se supedita a la modificación de uno o varios términos.
  • No se llega a un acuerdo y se rompen las negociaciones de forma temporal o definitiva.

Desde BBS no podemos asegurarte que tu reunión vaya a ser un éxito, como has visto en el artículo muchas fases dependen solamente de ti, sin embargo, podemos garantizarte la completa y total funcionalidad de nuestras salas de reunión ¿Quieres comprobarlo? Llámanos o ven a visitarnos.

¡Comparte este artículo!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies