Estaremos de acuerdo en que trabajar es importante, ser eficiente, elegir un buen entorno de trabajo, dejarte asesorar por los mejores profesionales, tener tu oficina siempre en perfecto estado de revista… Pero hay vida más allá. Aunque no lo quieras confesar en voz alta, tachas los días hasta las ansiadas (y necesitadas) vacaciones. No eres el únic@, todos los años se producen millones de desplazamientos, y este no va a ser una excepción.

Y tú ¿A dónde vas este año? ¿De verdad volverás al pueblo de tu familia política? Las vacaciones se disfrutan, no se soportan.

BBS Centor de Negocios, Aeropuerto

Viajar como un rey, con el presupuesto de un/a mochiler@

  • Infórmate: Se puede viajar barato sin encomendarse a ningún santo. Necesitas dos ingredientes. ¿Suerte y dinero? Aunque parezca mentira, no. Necesitas tiempo y tecnología. Dedicándole tiempo cada día y confiando en algoritmos y buscadores especializados, si el destino es secundario, la rebaja puede ser impresionante.
  • Reserva los vuelos de ida y vuelta por separado o con escalas: Aunque te cueste creerlo y sea más cómodo adquirir a la vez la ida y la vuelta, suelen ser más caros de este modo. Si quieres encontrar un vuelo económico es esencial realizar la reserva por separado.
  • Mira cuánto pagas… y como: Las comisiones por utilizar una tarjeta de crédito son bastante más altas que las de débito, tenlo en cuenta cuando vayas a hacer el pago.
  • Usa las alertas de vuelos: Como hemos comentado con anterioridad, la tecnología es un poderoso aliado. Indica las condiciones deseadas y deja que el portal trabaje para ti, cuando aparezca una oportunidad a tu medida recibirás un mail… solo has de estar atent@.
  • Todo está en Internet: Recurre a otros comparadores de vuelos y ten claro tu presupuesto, deja la flexibilidad para el destino.

¿Y ahora qué? Ahora toca ponerte manos a la obra, las vacaciones soñadas están a un golpe de ratón, esperando a que las cace alguien… ¿Por qué no vas a ser tú? La Semana Santa es una excelente oportunidad para hacer balance del primer trimestre, y recargar pilas para el segundo. Si crees que trabajar más es trabajar mejor, revisa tu filosofía. En ocasiones, lo mejor que puedes hacer por tu negocio es, relajarte y no hacer nada.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies