Nadie se libra de un patinazo, y como dice el dicho popular, “en todos lados cuecen habas”. Esta afirmación universal, que encaja en casi cualquier situación como un “fondo de armario” de los consejos, en esta ocasión la queremos llevar al entorno del marketing. Todo el mundo, y todo el mundo es todo el mundo, ha fallado en algún momento. Ante un error en una campaña gastamos demasiadas energías en depurar responsabilidades ¿Crees que a ell@s les pasó lo mismo?

BBS Cnetro de negocios, Spotify, errores de marketing

Mal de muchos…

No hace falta que terminéis la frase, pero tal vez os consuele algo ver fallos más grandes que los vuestr@s:

  • Una campaña de muerte: Spotify, siempre a la vanguardia y arriesgando en sus campañas de marketing, lanzó una construida bajo la expresión inglesa “Play this at my funeral”. En las oficinas, la idea era que los jóvenes compartieran sus canciones preferidas, con las que irían “a muerte”. En el anuncio principal, Joe Jonas comentando lo raro que sería escuchar la canción “Body moves” en un funeral. No obstante, el creativo propone… e internet dispone, y pronto viralizaron memes desvirtuando la idea inicial.
  • Una celebritie no siempre asegura el éxito: Una popular bebida (pepsi) + una famosa “con pedigrí” y más de 100 millones de followers… ¿Qué podría salir mal? Pues el golpe de Pepsi fue de órdago. Desde luego, frivolizar con las manifestaciones y cargas policiales en una época sensible no ayudó. Se imaginaban vendiendo millones de bebidas, y acabaron disculpándose públicamente.
  • Si funciona, no lo cambies: Con este ejemplo perseguimos un doble objetivo: Exponer que el marketing no es nuevo (este error data de 1985) y nivelar la balanza (el anterior error era de Pepsi, y este de Coca-Cola, sí, los grandes también fallan). Hace ya 34 años, al gigante rojo se le ocurrió un golpe de efecto “una bebida aún más dulce” ¿El resultado? 79 días después, tras las numerosas quejas de los consumidores, Coca-Cola volvió a vender la bebida original.

De todo se aprende

Las lecciones a veces son gratuitas, y a veces dolorosamente caras. Como acabas de ver, hasta los más grandes fallan. No obstante, no olvides que, pese a los fallos que desde BBS Diagonal os hemos presentados, queremos destacar que no hay mayor fallo ante una campaña de marketing que no aprender nada de él.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies