La expansión internacional de una empresa puede ser un paso a corto, medio o largo plazo en el proceso de crecimiento de una empresa, pero 9 de cada 10 veces, cerrar negocios fuera de nuestras fronteras es básico para la supervivencia, y a la hora de sacar el billete, los destinos son cada vez más exóticos. De hecho, una de las principales razones que lleva a muchas empresas a establecerse en Barcelona es su fácil acceso a Europa. Sin embargo, no se trata de llegar a Berlín, Londres o Riga y cerrar negocios en el extranjero aprovechando una larga sobremesa. Cuando juegas “fuera de casa” es necesario tener claros algunos aspectos.

Donde fueres

Cuando hagas la maleta, a la hora de hacer un viaje de negocios en el extranjero, además de una chaqueta por si refresca y unas latas porque “fuera no saben comer”, no te olvides de meter algo de conocimiento. Los aspectos culturales pueden ser muy diferentes y las normas de etiqueta varían mucho de un país a otro. A continuación, te presentamos algunos ejemplos un poco genéricos, aunque pueden ser de ayuda:

  • En Asia, por norma general no está bien visto mezclar comida y negocios.
  • Si un vietnamita te sonríe, desconfía, porque no está contento.
  • En los países musulmanes las citas de negocios se fijan con mucha antelación, es prácticamente imposible entrar “a puerta fría”.
  • Cuidado al sentarte en los países árabes, mostrar la suela del zapato es una importante falta de respeto.
  • En países como Arabia Saudí o Marruecos, el tema del conflicto israelí es tabú. Curiosamente, los israelíes están abiertos a la polémica y la discusión, interrumpiendo al interlocutor con frecuencia.
  • En Alemania, los aspectos personales quedan fuera de la negociación, incluso los propios, ya que el interlocutor puede sentirse obligado a hablar de ellos e incomodarse.

 BBS-centro-Negocios- extranjero-ofender-clientes

No todo es lo que parece

Es importante no dejarse llevar por estereotipos y prejuicios. Lo que creas saber de un país puede ser totalmente falso (e incluso llegar a ser ofensivo dependiendo del caso) a la hora de hacer negocios en el extranjero. Evita generalizar cuando negocies en el extranjero, puede ser que, a tu cliente argentino, Messi le resulte completamente indiferente, que tu proveedor ruso no simpatice con Putin o que los asistentes a esa reunión holandesa no hayan visto Eurovisión. La inteligencia cultural puede marcar la diferencia. Haz los deberes y déjate asesorar. En BBS Diagonal llevamos años ayudando a empresas como la tuya en esta y otras cuestiones.

 

¡Comparte este artículo!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies