Desde que firmaste el contrato te has hecho un planning: La ropa lleva días preparada, afeitado apurado y tu mejor actitud para el primer día en tu nuevo empleo. Lo más probable es que desde la empresa se hayan encargado de prepararte todos los elementos para que te sientas integrad@: accesos a mail y herramientas digitales, material, reuniones informativas, traspasos de tareas… No obstante, tu integración en el nuevo empleo total también depende de ti. En la actual situación laboral en la que, salvo contadas excepciones, el teletrabajo es la opción imperante, una buena actitud es necesaria, pero por si sola puede no ser suficiente. Una empresa es un elemento vivo, con sus propios códigos, y una rápida adaptación será beneficioso para ti como individuo, y para el éxito de la empresa. 

BBS-Diagonal-Barcelona-España-Integracion-Nuevo-Trabajo-Centro-Negocios-Coworking

Ya estoy aquí ¿Y ahora qué?

Después de un largo proceso de selección, puede que creas que lo más difícil está hecho (y quizá tengas razón), pero como todo en la vida, no se trata solo de llegar, hay que mantenerse. ¿No crees que es más fácil si el resto de trabajadores te apoya? A continuación te damos algunos consejos que te ayudarán en el proceso de adaptación:

  • No te quedes con la duda: No hay preguntas estúpidas. Si después de que te enseñen la oficina y te expliquen tus funcionas te surgen preguntas, hazlas. Si alguna tarea no te ha quedado clara o no sabes quién es el responsable de cada área, pide ayuda. Cuando empiezas en un nuevo trabajo, mucha gente prefiere no preguntar por miedo a parecer poco capacitad@, líbrate de tabúes, tus compañer@s y superiores estarán encantad@s de ayudarte. Recuerda que formas parte de un equipo.
  • Infórmate sobre la empresa: Parece lógico, pero muchas veces nos enfrascamos en el cortoplacismo y se produce un “efecto túnel” en el que no vemos más allá. Puede que creas que como contable, community manager o médico de la empresa, no necesitas saber lo que pasa en el resto de departamentos, pero tener perspectiva del total te ayudará en tu integración. Lee las newsletters de la empresa, los perfiles en redes, artículos en prensa, memorandums… Una pequeña inversión de tiempo que te ayudará en tu día a día. 
  • Abre bien los ojos… y los oídos: Puede parecer lógico, pero eres el/la últim@. Empápate de cómo funcionan las cosas: durante los videochats y llamadas de grupo, abre bien lo oídos más allá de lo concerniente al trabajo. Lo que era válido en tu anterior trabajo quizá no sirva en este.
  • Juega en equipo: No importa si eres más lobo solitario, ahora juegas en equipo. Tod@s entenderán que te tomes unos días en controlar tu trabajo, pero no descuides las relaciones sociales. Está bien que sepas hacer las nóminas o manejes el CRM de la empresa, pero cuando antes pases por la máquina del agua a comentar el partido de ayer o la última serie de moda, antes serás un@ de l@s suy@s. Aprovecha las actividades de equipo y los Networking para estrechar lazos.

No te limites a escuchar… aporta

Los días pasarán y no siempre serás el/la nuev@. Con el paso del tiempo, una vez que conozcas la empresa y ganado confianza, da un paso al frente y propón cambios y mejoras. Se valorará que no te limites a seguir lo establecido, recuerda que esas normas alguien las estableció antes que tu.

 

 

¡Comparte este artículo!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies