Se acercan fechas festivas y todo el mundo está pensando en cenas navideñas y regalos. Si hace poco hablábamos de productividad, esta semana queremos explicarte por qué es importante hacer regalos. Y no es porque sea Navidad. Hay muchas culturas que no celebran esta festividad. Aprovechamos las fechas para sacar el tema, pero aquí vamos a hablar de hacer regalos en general. Estos pequeños detalles los puedes tener todo el año con tus empleados, proveedores y clientes. Ya sea porque estáis de aniversario (1 año de colaboración por ejemplo) o simplemente porque sí. Ser generoso siempre es bueno.

Mostrar aprecio

A veces no basta con decir “gracias”. Gracias por ser un buen trabajador. Gracias por encargarte de que mis pedidos lleguen a tiempo. Gracias por facilitar nuestra colaboración. Gracias por ser un gran profesional con quien da gusto trabajar. Como se suele decir, las palabras se las lleva el viento. Así que, de vez en cuando, es mejor decirlo con un pequeño regalo. Tu mensaje será más claro y el receptor lo recordará más tiempo. No hace falta ni que sea un gran regalo. Está claro que no puedes enviar a tus empleados de crucero por el Mediterráneo con la familia cada vez que quieras agradecer su buen trabajo. A veces, con una simple botella de vino ya se transmite el mensaje.

Mejorar el ambiente laboral

Cuando una persona se siente apreciada por aquellos con quien trabaja, estará más a gusto y hará su trabajo mejor. Por eso, ofrecer muestras de apreciación a tus trabajadores hará que estén más felices en el trabajo y rindan más. Además, un gesto de apreciación les hará sentir más cercanos a ti y ser más sinceros – así que aprende a escucharlos.

Relajar tensiones

Los proveedores, por el otro lado, están casi siempre del lado receptor de los “marrones”. Si tienes un detalle con ellos, les transmitirás que entiendes lo mucho que se esfuerzan por ti y tu empresa. Al sentirse apreciados, seguro que harán todo lo posible para evitar traerte más “marrones”. Al fin y al cabo, tener relaciones sólidas y de confianza con los proveedores hará crecer tu empresa.

Nutrir futuras relaciones

Por último y quizás lo más importante, los clientes. Ellos quieren sentirse seguros de haber tomado la decisión correcta de trabajar contigo. Y tú quieres agradecerles que lo hayan hecho y asegurarles de que fue una buena decisión. Esto último se verá con el buen trabajo que les entregarás, pero ¿y el agradecimiento? ¿Por qué no transmitirlo con un regalito?

¿Te hemos convencido? Si quieres venir a traernos un regalo (o a vernos, por qué no), ¡te esperamos en Avenida Diagonal 534 de Barcelona!
¡Comparte este artículo!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies