El verano ya está aquí, los 35 º (ufff que calor) que marca el termómetro son una pista bastante fiable de ello. Además del sol de justicia con el estío llegan: los afterworks al aire libre, las peleas por el aire acondicionado, tus compañeros en chanclas y, si tienes suerte, la jornada continua. No obstante, no solo las bicicletas son para el verano, si no que está es una época para reiniciar proyectos profesionales que hemos tenido que aparcar temporalmente. L@s más afortunad@s, abrazarán la jornada intensiva y se verán libre del trabajo de oficina a las 15:00 (aunque solo sea los viernes). Este cambio tan brusco puede impactar en nuestra productividad (trabajar con la cabeza en la piscina pasa factura) aunque no tiene porqué ser así.

BBS,coworking,Barcelona,jornada,intensiva,oficina,desconfinamiento,centro,negocios

La tarde libre tiene un precio

Tu horario de cada día sufre importante cambios: ya no puedes aprovechar la hora tras la comida o la última hora de la tarde para avanzar trabajo siempre se modifica, cambias de hábitos y pierdes los huecos que solías reservar a ciertas tareas, como después de comer o a última hora de la tarde. Para evitar inconvenientes, te aconsejamos algunas pautas para aprovechar el tiempo:

  • Aprovecha el tiempo: Ya hemos hecho mención a esto, pero comprimir las horas y recortar parones te obliga a focalizarte más. La procastinación no tiene cabida en la jornada continua. No se trata de cuando te vas, se trata de lograr el máximo antes de irte.
  • Formatea tus horarios: Si estás acostumbrad@ a responder mails a la hora de la comida, o a planificar el día siguiente por la tarde… tendrás que readaptarte. Pon otra hora para el café, y piensa que a las 15:00 estarás fuera. Si necesitas ayuda, hay herramientas como pomodoro, el time blocking o el deep work que te facilitarán el trance.
  • Puede que la clave sea el donde: Quizá tu espacio te impida rendir en jornada continua. Recuerda acondicionar el espacio: aire acondicionado, tener agua cerca… además, el orden gana importancia ya que con el calor, nos agobiamos antes y más. Un Marie Kondo en tu mesa, te interesa.

BBS,coworking,Barcelona,jornada,intensiva,oficina,desconfinamiento,salario,emocional,centro,negocios

Con la jornada intensiva, ganamos todos

La buena noticia es que, con un poco de planificación, es posible salir airoso de este formato y continuar siendo productivo. No solo es bueno para el trabajador, la empresa, consigue fidelizar empleados mediante el salario emocional, de esta manera se facilita la conciliación familiar y un trabajador contento es un trabajador que rinde ¿No te parece?

 

 

¡Comparte este artículo!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies